Saltear al contenido principal
¿Cómo Funciona La Tokenización?

Con el auge de las compras en línea, los fraudes cibernéticos son un peligro latente. Un paso en falso puede dejar al descubierto las credenciales bancarias de los clientes. Sin embargo, para evitar ese y otros problemas al pagar a través de canales digitales llegó la ‘tokenización’. 

La tokenización consiste en una tecnología que convierte los números de la tarjeta del cliente, conocido como el número PAN, en un código compuesto de números que se utiliza al momento de hacer una transacción en línea. 

Dicho código se llama ‘token’, y es este número aleatorio el cual viajará a través de los sistemas de pago, mientras que los dígitos de la tarjeta del usuario se alojarán en una bóveda de seguridad.

El sistema de la tokenización puede mejorar todas las experiencias de compras en línea. Ya que el usuario no se verá obligado a guardar los datos de su tarjeta para comprar en futuras ocasiones, exponiéndose al robo de datos. 

Tampoco tendrá que introducir su información una y otra vez, pues el token le dará acceso a las plataformas que decida en cuestión de segundos.

¿Se puede usar un solo token para todo? 

Los tokens no tienen relación alguna con los datos que representan. Además, funcionan únicamente en canales específicos. Por ejemplo, un token para pagar una aplicación no funcionará para transacciones de e- commerce. 

De igual manera, los tokens únicamente pueden abrirse tras completarse la transacción. En caso de que un ciberdelincuente encuentre el código del cliente mientras sus datos se procesan no podrá usarlos. Simple y sencillamente no le servirán para nada. 

Pasos de la tokenización 

De acuerdo con la fintech Ebanx, especializada en pago digital, estos son los pasos que sigue una transacción con una tarjeta de crédito tokenizada. 

1.- El titular de la cuenta ingresa los datos de su tarjeta para comenzar la transacción.

2.- Los dígitos de la tarjeta se envían al banco adquirente (tipo de banco que permite transacciones de débito y crédito) en forma de token. 

3.- Ahora, dicha institución transmite el token a las redes de tarjetas para su autorización.

4.- Una vez autorizado, los datos se resguardan en las bóvedas virtuales y el token se compara con el número de cuenta del cliente.

5.- Por último, el banco verifica los fondos y dependiendo de ello rechaza o acepta la transacción.

Aunque son varios pasos, esta operación se lleva a cabo en cuestión de segundos y ocurre fuera de la vista del cliente. 

¿Para qué sirve la tokenización de los pagos?

Esta pregunta se puede responder desde dos ángulos; como cliente y como comerciante. Por un lado, los compradores pueden estar totalmente seguros de que no serán defraudados al comprar en línea. Asimismo, los comercios protegen los datos sensibles de sus clientes, aumentando su nivel de confianza.

La tokenización también propicia un cumplimiento correcto de la norma PCI DSS, la cual se enfoca en la protección de los datos del titular de la tarjeta, así como de sus datos confidenciales de autenticación.

¿Cómo tokenizar mi tarjeta?

Dependiendo de cada banco serán las instrucciones para activar el token digital. En algunos casos se puede hacer directamente desde la banca en línea, otros a través de mensajes de texto y muchos más tienen atención al cliente por teléfono para guiarte en el proceso. 

Por último pero no menos importante, es necesario no confundir la tokenización de pagos con la tokenización de activos, pues esta última consiste en trasladar el valor de una propiedad como una casa, auto, obra de arte, entre otros, a su versión digital y vender la propiedad en fracciones a múltiples compradores. 

En Electrodata  los podemos asesorar con soluciones de tokenización.

Escribe al correo [email protected] y agenda una reunión con uno de nuestros especialistas para poder brindarte la solución que mejor se adapte a tu organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba