Saltear al contenido principal
Ventajas De La Nube Híbrida

La Nube es un centro de datos externo, operado por una empresa que brinda dicho servicio, y en el cual, además de almacenamiento de datos, también permite crear y ejecutar programas y aplicaciones que solo requieren internet para utilizarse.

Los dos principales entornos de la nube (públicos y  privados) son los que componen una nube híbrida, pero para que pueda llamarse híbrida, necesita una interoperabilidad.

La nube híbrida se compone de dos o más entornos de red privada y pública, que funcionan de forma independiente, pero se perciben como un único sistema de operación, ya que pueden desplazarse las cargas de trabajo entre sí, según se vaya requiriendo.

El software permite catalogar fácilmente el carácter de la información y la almacena según su criticidad. Para cuestiones confidenciales se utiliza la nube privada, y para la información general, la nube pública. 

El carácter híbrido de la nube también permite a las empresas cumplir con la normatividad del uso de datos, con el almacenamiento de información que se considera confidencial para algunos servicios.

Además el software de automatización, permite que las empresas que las contratan, no tengan que darle mantenimiento, ya que al ser una tecnología escalable, por sí misma se actualiza y resuelve los problemas de operación que vaya detectando.

Este modo híbrido de operación, ha hecho que en los últimos años, las empresas decidan mudarse a la nube, ya que, además de los servicios antes mencionados, la seguridad se ha reforzado en estos entornos de computing por la vulnerabilidad que suele pensarse que podría tener.

¿Cuáles son las ventajas de la nube híbrida?

La nube híbrida puede ser de gran utilidad si así lo requiere una empresa, es decir, que no para todos los casos es útil, pero si el contexto de una empresa requiere de la nube híbrida, los beneficios pueden ser grandes.

Una de las principales ventajas es la seguridad; si el entorno de la empresa maneja bien sus datos, la clasificación de la información por parte del software hace que la seguridad de los datos se fortalezca; los aspectos confidenciales tendrán prioridad sobre otros datos. 

Esto se debe a la flexibilidad de la nube híbrida por el flujo de información entre un punto y otro, ya que, aunque se tengan bien establecidas las necesidades de una empresa, el entorno híbrido permite enlazar los requisitos reales de gestión de datos entre una y otra, así se esclarecen las necesidades reales y permite tomar decisiones más informadas según el contexto.

Otro punto a considerar es que, cuando una empresa maneja una cantidad considerable de información, la nube híbrida permite una fácil gestión de ella y permite una visión mejorada de los datos de la empresa y así poder conocer las necesidades específicas de algún aspecto esencial.

La nube híbrida recibe constantes actualizaciones que además de mantener al día el software, también exige a las organizaciones a actualizarse junto con ellas y crecer. 


Esto deriva a otro de los puntos más importantes dentro de los beneficios: al ser un servicio que es prestado por un tercero, el mantenimiento y actualización de la nube está en manos del proveedor, no es necesario adquirir hardware extra ni generar gastos operativos.

Además estos servicios suelen ser de bajo costo y en algunos entornos solo cobran por lo que utilizas. Al final el beneficio se ve reflejado en la optimización de costos.

En general, el uso de la nube híbrida irá creciendo junto con tu organización y lo mejor será que pagarás lo necesario, expandiendo o reduciendo el servicio conforme las necesidades que tu empresa vaya requiriendo.

En Grupo Electrodata, contamos con diferentes soluciones para trabajar en la nube de híbrida.

Para mayor información escríbanos a: [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba