Saltear al contenido principal
¿Qué Es Un Ataque DNS?

Al navegar en internet, uno de los primeros elementos con los que tenemos contacto es con el sistema de nombre de dominio (DNS), este protocolo consiste en traducir los caracteres numéricos que conforman la IP a nombres legibles, los cuales conocemos como la URL de los sitios web.

Así, podemos entender los ataques DNS como aquellos que buscan cualquier vulnerabilidad en este protocolo, con el objetivo de dirigir a los usuarios a otras direcciones con fines malintencionados que van desde el robo de datos confidenciales hasta el colapso total del sistema. 

En el peor de los casos, uno de estos ataques puede ocasionar que una organización detenga sus actividades hasta que se resuelva. Lo que puede resultar en pérdidas millonarias.

No tan solo hablamos de lo que deja de generar un negocio al parar actividades, sino a que muchas veces los piratas informáticos exigen grandes cantidades monetarias a cambio de detener el ataque.

Por ello, en temas de seguridad informática la prevención es mucho más importante que tomar acciones posteriores. De ahí la importancia de conocer cuáles son los tipos de ataques DNS y qué alcances tienen. 

A continuación los ataques DNS que más afectan a empresas: 

Ataque DDoS 

Lo que busca un ataque DDoS, también conocidos como ataques de denegación distribuida de servicio, es saturar los servidores a través de un exceso de solicitudes que supera los límites de su capacidad. 

En primera instancia la respuesta a las solicitudes puede ser más lenta, no obstante, el objetivo primordial del atacante es la denegación total del servicio. Los hackers aprovechan la gravedad del asunto para exigir una recompensa a cambio del restablecimiento.

Ataques de día cero

En los ataques de día cero, los piratas informáticos aprovechan las vulnerabilidades desconocidas por los proveedores o desarrolladores para atacar. 

El mayor problema de estos ataques es que no existen parches para sus vulnerabilidades por lo que suelen conseguir sus objetivos. Esto debido a que solo los atacantes conocen las fallas que pueden dañar el sistema. 

Como dato, frecuentemente los hackers compiten por quién descubre primero las vulnerabilidades y lanza un ataque antes que los demás. 

DNS Spoofing o o DNS hijacking 

El DNS spoofing falsifica la dirección IP de un dominio y desvía el tráfico a un sitio apócrifo.

 Como esta suplantación ocurre en la IP y no en la URL, el usuario no se dará cuenta. Las intenciones de este ataque son recabar las credenciales del usuario y transmitirle software maligno, mismo que muy posiblemente instalará voluntariamente. 

Las principales empresas que son víctimas de este ataque son los bancos e instituciones financieras.

¿Cómo evitar un ataque DNS?

Una de las medidas más importantes para evitar un ataque de estos es configurar los servidores DNS para que no confíen en otros servidores al momento de relacionarse entre sí. De esta manera será más complicado que los piratas informáticos tengan acceso a modificar las configuraciones que tengan como objetivo. 

La instalación de un firewall puede mitigar considerablemente un ataque al DNS. Por ejemplo, en caso de que se trate de un ataque DDoS podrá filtrar las solicitudes y descartar las potenciales amenazas. 

Enrutar el tráfico también forma parte de la mitigación de DDoS, para que así cuente con el suficiente ancho de banda para soportar las solicitudes del ataque y dirija las visitas reales a donde deben llegar.

Además de tomar estas medidas, es esencial que las empresas y organizaciones implementen una cultura en torno a la seguridad digital en todos los niveles. Desde quienes deben mantener actualizado el software de DNS y monitorear su flujo hasta quienes pueden caer en enlaces maliciosos.

En Grupo Electrodata, tenemos soluciones para proteger a tu empresa de ataques DNS escríbenos a: marketing@electrodata.com.pe y podremos asesorarte con la solución adecuada para tu organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba